¡Jo, qué noche!

after hours scorsese

“¡Jo, qué noche!” es mis “Goonies”. La misma adoración infantiloide-nostálgica que muchos profesáis por la película de Richard Donner, yo se la rindo a este film de Martin Scorsese. No puedo evitar vincular este título a mi educación cinematográfico-sentimental. Forma parte de mi biografía como espectador, vaya. Y seguramente el grato recuerdo de la experiencia de verla me pesa más que su valor como película en sí. Fue de esas cintas que me coló el dependiente del video-club en mis años púber y que me abismó, de alguna manera, a querer dejar de ser un niño y aspirar a la edad adulta… al menos como consumidor de cine. En este sentido, hubo otros títulos también muy de culto (de aquel cine de culto) que me empujaban hacia arriba, como “Blue velvet”, “Blade runner”, “Brazil”, “La ley de la calle” y hasta “El cuarto hombre”. Pero “After hours”, disfrazada por la traducción del título en castellano como una comedia loca cuando en realidad es una comedia extraña, me hizo soñar, quizá incluso tener pesadillas, sobre cómo podría llegar a ser mi vida como persona mayor: tendría un trabajo de oficina alienador, viviría sólo en el aburrimiento de un piso funcional, huiría de él saliendo a altas horas de casa simplemente para leer un libro (de Henry Miller, por supuesto) en un café y a partir de ahí… la noche se enloquecería de una manera bárbara en un juego de espejos infinito que, filigranas del azar, me devolvería a mi trabajo de mierda por la mañana probablemente con la sensación de que esquivar la vida estable y lanzarse por un tobogán de emociones fuertes está muy bien, sí, pero sólo por una noche. Jo.

Acerca de ponkipons

No me gusta escribir gratis, pero mira...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡Jo, qué noche!

  1. David dijo:

    Yo la vi en el cine. Una tarde de verano, con un calor de la hostia, entré a verla con un amigo. Los dos peinábamos tupé, así que tendríamos unos 16. Salí con una tristeza en el cuerpo tremenda. Creo que recordaré siempre esa tarde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s