“Tóxico”

¿Qué extraño cordón umbilical une el trabajo reciente de Charles Burns con Hergé? ¿Es el estilo de “Tóxico” la última malformación de la línea clara? ¿Tiene últimamente Burns pesadillas con la historia del cómic?

Empezando por la portada, el eco de Hergé resuena en “Tóxico” en el color, en el diseño de personajes e incluso en los escenarios oníricos, que parecen ideados por un William S. Burroughs con mono franco-belga. El misterio clásico de las aventuras de Tintín a través del espejo: encriptado desde la fiebre y desde la incomodidad subconsciente. Hergé, perro blanco; Burns, gato negro.

“Tóxico” aún es una obra que promete más que lo que da. Pero es que promete mucho. Te quedas con las ganas. Pero es que son muchas ganas. De nuevo, hay jóvenes que escapan de la luz y la comodidad del rebaño para adentrarse en los dominios de la oscuridad y la extrañeza de la individualidad. De nuevo, personajes con mácula. De nuevo, la rareza explicitada para recordarnos que siempre está implícita. De nuevo, el malestar. ¿Cuándo adaptará Lynch o, mejor, Cronenberg a Charles Burns? Si fuera mandamás de la HBO, de FX o de AMC, ya hace tiempo que le hubiera encargado “Agujero negro” a alguno de los dos. Y si no quisieran, a Jeff Nichols.

Acerca de ponkipons

No me gusta escribir gratis, pero mira...
Esta entrada fue publicada en Hermanados/as y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s