SKETCHOTECA Nº5: “The Audition”

David Cross es un cómico con muy buena acogida indie. Sus monólogos se integran a menudo en las carpas de comedia de festivales como el ATP y ha aparecido en vídeo-clips de The Strokes, Yo la Tengo, Beastie Boys, The New Pornograhers o Superchunk. Hasta ha dirigido uno para The Black Keys. Como actor de la risa, su papel más sonado es el de Tobias Fünke, el terapeuta con fobia a quedarse desnudo y ridículas inclinaciones homo de la inolvidable “Arrested development”, también una serie fetiche para la indierada. Aunque en el palmarés de la carrera de David Cross se encuentran otros hitos como guiones para “The Ben Stiller show”, voces para “Aqua teen hunger force”, “Freak show” o “Kung fu panda”, apariciones más o menos regulares en “The Colbert Report” , “Tim and Eric awesome show. Great job!” o “Wonder Showzen” y hasta un papelito como Allen Ginsberg en “I’m not there”. Nada mal, ¿no?

El gran legado de Cross a la comedia, por eso, es “Mr Show”: un programa de sketches loquísimo en la HBO que duró cuatro temporadas entre 1995 y 1998 (cuando la HBO sólo podía sacar pecho por “The Larry Sanders show”, vaya). Junto a otro grande, Bob Odenkirk (el abogado chanchullero de “Breaking bad”), practicaron un estilo de comedia que intentaba y conseguía dar algo diferente a lo ofrecido por los sketch-shows en abierto: más absurdo, más personalidad, más heterodoxia, más incorrección… en definitiva: más.

“The Audition” es una obra maestra del equívoco. Un sketch con un puntito meta y una sofisticación de diálogos a la Monty Python que marca una divisoria: después de esta filigrana parece imposible atreverse a volver a hacer un chiste situado en un proceso de casting. No va ser nunca tan bueno como éste.

Acerca de ponkipons

No me gusta escribir gratis, pero mira...
Esta entrada fue publicada en Cosas de la risa, Sketchoteca y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.