Dobles sesiones en mi cabeza

Veo mucho cine español últimamente. ¿Es grave, doctor? Porque además me está gustando. Cosa rara. Y no son precisamente obras heterodoxas de talentos free-lance al margen de la industria, sino películas de, más o menos, cine popular. Cine de género para el consumo masivo. Los dos últimos ejemplos de esta sintomatología son “Grupo 7” y “(REC) 3 Génesis”. A ambas les veo defectos, sí. Pero en ambos casos también me pesan más sus virtudes. Además, me imagino con qué otras películas conformarían un magnífico programa doble y todavía me parecen mejores.


“Grupo 7” me hace pareja con “Ley 627”, un Tavernier de los buenos (de los mejores, quiero decir, que el tío Bertrand siempre es bueno). Como en ese atípico policíaco de los 90, Alberto Rodríguez pone mucho acento en lo cotidiano. Hay cierta desglamourización del trabajo de las fuerzas del orden. Aunque, cuando tensa las partes de thriller o de cine de acción, la peli también funciona como un tiro. Está muy bien contextualizada, escenificada y filmada (a veces, incluso, sobre-filmada). Está muy bien dialogada, con excelente oído. Y hasta está muy bien interpretada… en su mayoría de casos. Porque el gran defecto de “Grupo 7”, claro, tiene nombre, apellidos y torso: Mario “yo-no-salgo-en-una-peli-si-no-me-quito-la-camiseta” Casas. Aunque esté mejor de lo que en él es habitual, su cara-pan perpetua queda aún muy lejos de las prestaciones de sus compañeros intérpretes. En cualquier caso, “Grupo 7” es un thriller muy convencido y convincente. El saneamiento criminal de la Sevilla pre-Exo’92 (una de esas circunstancias especiales en las que se pide a los ejecutores de la ley que actúen al margen de ella) que explica esta película rebosa en todo momento una mala leche y unas malas costumbres muy españolas. Entre otras cosas, gran talento retratista, pues.


“(REC) 3 Génesis” es otra cosa. Una notable muestra de cine dionisíaco y gamberro, que es en lo que se ha convertido el sub-género de zombis (pero ¿aún queda alguien a quien le den miedo?). Se ha dicho que esta película de Paco Plaza es muy valenciana. Y por supuesto que lo es: es una gran falla en la que todos los personajes son ninots que van a perecer a dentelladas, no a llamaradas. Con respecto a las otras dos películas de la saga, además de ciertas innovaciones narrativas y formales muy finas, esta tercera parte ya apuesta abiertamente por el cachondeo sanguinolento, de ése que celebraría jubilosa la platea del Festival de Sitges, para entendernos. Todo muy Sam Raimi (“aquel” Sam Raimi). Todo muy Grindhouse. Porque la compañera de programa doble que pide a gritos “(REC) 3 Génesis” es “Planet Terror” de Robert Rodríguez. Cambio maciza con metralleta en un muñón por novia con sierra eléctrica. ¿Y la parte de la boda antes de que aparezca el primer infectado, qué? Eso sí que da miedo de verdad. Entre otras cosas, gran talento retratista también.

Acerca de ponkipons

No me gusta escribir gratis, pero mira...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dobles sesiones en mi cabeza

  1. Alexandre S. dijo:

    No es grave, Joan. Me reconozco en esos mismos síntomas. Quizás es que en la “industria” se esté acabando el regocijo y la autocomplacencia y vengan ahora unas cuantas pelis con un poco de colmillo más afilado y saludable mala leche. De hecho, es todo aquel modelo de España con pocos escrúpulos mercantiles y encantada de haberse conocido que precisamente empezó con las gentrificaciones de Sevilla y Barcelona 92 la que ahora se ha quedado en pelotas. El símil de Grupo 7 está muy bien tirado y su sobrefilmación no es mayor obstáculo para el disfrute; es más hecho casi la agradezco entre tanto feísmo y acabado de Don Baratón que se ha padecido con el rollo aquel de “Un cine que se parece a nosotros”. ¿Y Mario Casas? Al principio piensas que se va a cargar la peli, pero luego pensaba en lo que dice Saviano de los camorristas napolitanos. Los de verdad son tipos que imitan al estereotipo de mafioso de las pelis. Pues estoy seguro que hay guripas que imitan al estilo de policia macarrónico de las pelis, que podrían espejarse perfectamente en este de Casas y que, por tanto y en un curioso bucle, hacen a su personaje verosímil.
    Rec 3, todavía está pendiente, aunque solo por ver a Leticia Dolera de novia ensangrentada creo que merecerá la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s