El poder de Don

“Don Winslow ha sido investigador privado y asesor. Actualmente vive en California”.
Juro que ésta es, letra a letra, toda la bio del escritor que aparece en la solapa de “El invierno de Frankie Machine”, publicada en España por Ediciones Martínez Roca. Joder, hay que ser manta. Si se tarda casi lo mismo en escribir este perfil que en teclear su nombre en Wikipedia (donde hay más información y, en este caso en particular, incluso ¡más precisa!).

No creo que Don Winslow (Nueva York, 1953) merezca semejante parquedad y/o vagancia. Roza el menosprecio, ¿no?. Como si fuera un debutante que no hubiera escrito nada más. Da igual que otros libros suyos más populares, como el descomunal “El poder del perro”, hayan sido publicados por otra editorial (Mondadori). No estamos hablando de promoción a la competencia, precisamente, sino de escribir una solapa como Dios manda. Por profesionalidad. Por rigor. Por seriedad. Por respeto al escritor. Por respeto al lector.

No es que pida una avalancha de datos, pero si un reconocimiento a la categoría que ya ha alcanzado Winslow. Ahora mismo, diría que es el mejor novelista noir en activo. Bueno, no lo digo yo, lo dice James Ellroy, que de género criminal sabe un poco más que yo, creo. Sobre “El poder del perro”, el gran Ellroy dejó caer que “Es aterradora y triste, de una intensidad magnificamente sostenida. Es una visión en miniatura del infierno, con toda la locura moral que la acompaña”. Y yo fui y me la leí. Bru-tal. Cada página te explotaba en la cara (como la mejor prosa de Ellroy, precisamente). Y todo el lienzo te aplastaba. Tan abrumador en ambiciones, desarrollo, resultados y alcance como las cinco temporadas de “The Wire”: tuve la misma sensación al acabarme de leer la última de las más de 700 páginas del libro que al terminar la serie de David Simon y Ed Burns.

El éxito que además está acompañando a Winslow ha tenido felices consecuencias en nuestro país. A lo largo del 2011 se han traducido y publicado otros títulos de la quincena que componen su obra: “Muerte y vida de Bobby Z”, “Satori” y “Salvajes” (en breve también caerán “la hora del caballero” y “The dawn patrol”).

“Salvajes”, en particular, es también magnífica. Más ligerita, obviamente, que “el perro” (de nuevo arriba y abajo de la frontera de México), pero altamente disfrutable. Sexy, violenta y estilosa, a su manera. Por estilo, entiendo carácter en la manera de escribir, claro. Winslow tiene mucha muñeca. Tiene mucho flow, el jodío. Y lo sabe; sabe que ahora mismo está ahí arriba. Que aún haciendo libros menores, sigue siendo grande. Que hace tiempo que ha dejado de ser simplemente un escritor que “ha sido investigador privado y asesor que actualmente vive en California”.

Acerca de ponkipons

No me gusta escribir gratis, pero mira...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s