“ELS SEGUIDORS”

Decíamos ayer que “Sons of anarchy” es una serie muy masculina. Jo, pues anda que “Entourage (el séquito)”… Me cuesta imaginarme una serie más pa’ tíos. Pa’ tíos heteros, concretamente. Erótica del éxito, churris a punta pala, garrulismo de lujo… todo el oropel asociado a la vida del chavalote que lo está petando. Y de los amigos que lo rodean. Porque esa es la gracia de la serie. ¿Qué pasaría si tu mejor amigo triunfara en Hollywood a lo loco (y no sólo no se olvidara de ti, sino que te incluyera en su nuevo entorno)?

Si nos ponemos tiquismiquis, “Entourage” es repetitiva y tirando a chuminosa. Cae a menudo en la misma superficialidad que denuncia o caricaturiza (la ironía es a veces taaaan borrosa, celebra tanto el hedonismo de sus protagonistas que no puede ser más acrítica, blablabla…). Vale, es una serie que lleva mucha tontería encima. Pero, de alguna manera, en los capítulos buenos, Doug Ellin (el creador), Mark Whalberg (productor ejecutivo y el famoso del que provienen la mayoría de anécdotas que sirven de argumentos) y Larry Charles (director, al menos de las primeras temporadas) consiguen crear la ilusión de que tú, como espectador, también formas parte de ese séquito. Por el simple hecho de ver y disfrutar la serie ya te sientes cómplice de las golferías hollywoodenses de la cohorte de Vincent Chase. Eso para un tío hetero es un golazo por toda la escuadra (por usar terminología que pegue). Y para una productora, también: 8 temporadas ha pagado HBO.

En mis alucinaciones ficción-realidad, no pude evitar pensar en “Entourage” cuando salió esta celebérrima foto:

Si, Piqué, Shakira, Puyol, la cheerleader aquella, el de los cuadros…Dos futbolistas de élite, una cantante de éxito y su entourage correspondiente. “El séquito”, versión española. “Els seguidors”, versió catalana. Porque si el alto concepto de la serie original se intentara traducir a nuestra realidad, el modelo de mega-triunfador en España no sería el de actor (ni el de actor español que va a Hollywood, diría), sino el de futbolista. Si además es un guapo-que-da-rabia como Piqué, pues ya tenemos una correspondencia casi perfecta.

A Piqué le falla que sus orígenes (ni los de sus acompañantes en la foto, intuyo) no son de barrio como los de Vincent Chase, E., Turtle y Johnny Drama en la serie. Pero sí que parece llevar un estilo de vida más “top of the world, baby” que, por ejemplo, Casillas, aunque éste siga sacando a sus amigotes en los anuncios de Mahou. Iker, siempre tan majo él, seguirá volviendo a ver a su pandilla por navidad, pero es que Gerard parece haberse llevado a la suya con él. Yo digo que hay más materia prima para una serie (divertida y fatua, “belleza y poder” style) en la segunda opción, ¿no?.

Acerca de ponkipons

No me gusta escribir gratis, pero mira...
Esta entrada fue publicada en Ficciones reales y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s